Lunes, 15 de junio de 2009

Ojos

Su mayor diversión era acechar a sus víctimas, en su mayoría mujeres; y cuando ya las tenía dominadas, lentamente con sus afilados dedos les extirpaba los ojos antes de matarlas, para luego aplastarlos con un martillo, mientras reía frenéticamente ante la vista de su próxima víctima.

 


Tags: microrrelatos, microcuentos, terror, horror

Publicado por franzstephen @ 18:12  | MICROCUENTOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios