Lunes, 15 de junio de 2009

La huella

Se encontraba solo, en medio del océano tranquilo. Un tiburón pasó junto a su canoa inesperadamente, dejando una larga huella en el agua. El pescador no titubeó al momento de sacar los pies y seguirla.

 

 

1 D computadores

Al encender el computador lo percibió normal, el monitor lucía en su sitio, y luego de un zumm se encendió normalmente al igual que el CPU. El teclado estaba completo. Al posar su mano sobre el ratón sintió un suave pelaje entre los dedos.

 

 

 

D fantasmas y aparecidos

Cuando la conoció supo que no estaba allí, y que nunca existió.

 

 

 

 

D vendedores

Cuando estaba en el infierno, en medio de las llamas, perdido, según todos, acabado; el vendedor profesional tomó su maletín y empezó a vender indulgencias.

 

 

 

D vendedores 2

Cuando ya hubo vendido el último sitio en el cielo, el vendedor profesional se alegró de haber inventado el infierno.

 

 

 

 

D vendedores 3

En medio del infierno. El vendedor profesional lloraba desconsoladamente. Había logrado venderle al diablo un modernísimo sistema lanzallamas con propulsión a chorro, pero había olvidado incluir en la factura el valor del transporte.

 


Tags: microrrelatos, microcuentos, terror, horror

Publicado por franzstephen @ 18:34  | MICROCUENTOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios