Lunes, 15 de junio de 2009

La llorona

 

¿Qué hicieras si en este momento viene la llorona e irrumpe en tu habitación?

¡Ay de ti pequeño burgués! ¡Ay de ti pequeño proletario!  Hasta las mazmorras huirías.

Que si llegase con su nariz puntuda y sus dedos cavernosos, con su afilada cara y ojos saltones. Negros y brillantes como tus zapatos de charol.

¡Hay de ti burgués! ¡Hay de ti lacayo!

A sus pies caerías tremebundo.

La llorona tiene el cuerpo delgado y el poder infinito, y mataría a ti y a los tuyos con solo tocar sus bonitos trajes de seda. Tiene los ojos vacíos y no puedes resistirte si la encuentras. No te dejará dormir una noche, y chupará sus cuerpos como al de ella. De ti me reiría burgués viéndote en su miseria.

¿Cómo vestirías tus camisas anchas si ya no tendrás con que enfundarlas?

¡Ay de ti insensato lacayo! ¡Ay de tu nobleza embadurnada de sumiseria!

Por eso, no salgas en la noche burguecito, ni frecuentes la iglesia con hipocresía. Que la llorona acecha las calles por la noche, y duerme en sus casas durante el día.

¡Grita! ¡Grita! Como ella grita el dolor de perder a sus hijos.

¡Ay de ti pequeño burgués! Que contra ti lanzará su venganza algún día.

Yo padecí en sus garras, y para mí no existe el sueño. Estoy obligado aoír sus lamentos, y me siento impotente a su fuerza.

¡Pero, ay de ti nomás digo! ¡Ay de ti cuando llegue su venganza! Cuandoc ambies tus prendas finas por el adorno de la pobreza.

Ay de ti cuando te convierta en mendrugo o calavera viviente.¡Ja, ja! Te diría ¡Ja, ja!

Por eso no salgas en la noche, porque seguro la encontrarás. Ella de tiene tu auto y va a un baile contigo.

¡Pero ay de ti cuando te coja! ¡Ay de ti nomás digo! No tendrás ya lágrimas que derramar ni comida que vomitar, cuando con sus largas manos te estruje las tripas. Cuando sus largas uñas te desgarren el estómago.

Y morirás infaliblemente, como lo hicieron sus hijos. Quiero ver sieres tan valiente para verle la cara; no como ahora que le rehúyes con manías.

 

 


Tags: microrrelatos, microcuentos, terror, horror, cuentos socialistas, socialismo, Pablo Palacio

Publicado por franzstephen @ 18:41  | CUENTOS DE TERROR
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios