Mi?rcoles, 19 de junio de 2019

Me Reniego, libro de Antonio Campoverde y Valkiria Morocho. 

Antonio Campoverde

Fernando Villavicencio 

19 DE junio del 2019 14H40


Hoy teníamos previsto reunirnos con Fernando Villavicencio, aprovechando que estaba en Loja, motivo de da una de sus conferencias acerca del caso de corrupción denominado Arroz Verde, en el cual está implicado el ex Presidente Correa y todo su gobierno.
Las empresas petroleras mataron a 30 personas del pueblo Taromenani, no esperen que cuando los judíos entren con sus empresas, nuestra gente vaya a recibirlos con aplausos. Para el Pueblo Taromenani, ustedes son todos un mismo Estado, y para toda nuestra raza del Abya Yala, es un gran Estado en sí mismo. Ustedes no dan la legalidad a los pueblos y naciones, eso es materia de risa, de chiste, pueblos que han venido surgiendo durante miles de años, no pueden venir a ser “legalizados”, en una dependencia Estatal de poca monta, esa violencia degradante, ante el Imperio del Estado Nativo del Abya Yala, ellos son quienes tienen que venir y pedir ser legalizados en nuestro territorio. Los Nativos de EEUU lo saben muy bien, los únicos que se hacen los que no entienden, son los descarados que ustedes ya conocen. Los Naturales de Norteamérica nunca pidieron que se construya allí EEUU, los acogieron a los ingleses como todos nuestros nacionales, con agrado, con buen corazón, pero el interés judío era distinto, estaban hartos de haber sido esclavos que venían a esclavizar a gente pacífica de otro lugar que no había conocido ese tipo de esclavitud despiadada. Y ahora, estamos 2019, no sé quien es el que no entiende, porque en el Estado Judío, debe haber alguien que mande y domine por encima de todos. Pero todos los demás, son sus cómplices, desde los presidentes de la República, hasta los funcionarios más bajos del gobierno, incluso algunos de los que tienen también sangre india por sus venas. Todos ellos creen, que ellos son los dueños de TODOS los recursos, y ellos son los que toman las decisiones y se atribuyen el derecho de tomar decisiones, aprovechándose de que nuestro pueblo natural del Abya Yala, no esté siquiera enterado de lo que ocurre. Así que, en Nombre del Estado Natural del Abya Yala, demando internacionalmente al Estado Ecuatoriano, por haber usurpado nuestro territorio, haber destruido reserva natural, extraer crudo de petróleo sin nuestro permiso. Nuestra demanda se fundamenta, en el hecho de que muchos pueblos antiguos, los que nunca han dejado de ser los dueños de este territorio, recién nos estamos dando cuenta, de la invasión que se está haciendo en este vastísimo territorio.

Tuvimos previsto reunirnos  con Fernando Villavicencio, aprovechando que venía a Loja a dar una conferencia a las 17H00 en la Cámara de Comercio de Loja, sin embargo, escuchando las últimas declaraciones de Fernando Villavicencio en un medio de comunicación, veo que el asunto principal del que habla es sobre la trama de Odrebrech y que ya todos sabemos que fue negocio que obtuvieron los de AP, y si se llega a juzgar o no, el caso no amerita tanta importancia como los acontecimientos que se vienen dando hoy en día. Sabemos que escribir y tratar de hacer llegar nuestro mensaje a más personas, es mucho más importante en estos momentos. 

Lo más importante, lo que se está dando y necesitamos entender, es comprender plenamente el peligro del que se da por dejar que las autoridades del gobierno de Ecuador, firmen acuerdos, pensando únicamente en su bolsillo. Haber ecuatorianos, si les dicen a ustedes: quiero que los vendan a ustedes, sus esposas, sus hijos, sus nietos y bisnietos como esclavos, a cambio les vamos dar 4000 millones de dólares, que ustedes nunca los van a ver. Ustedes van a pensar que no pueden ser vendidos, pero, sin embargo, al aceptar al Estado, cuando nos sacamos una partida de nacimiento en el Registro Civil, lo que estamos haciendo, es dándole un contrato al Gobierno, un poder legalmente aceptado, para ellos adoptar las medidas que quieran contigo, de manera legal. Si no tenemos dinero y no se puede pagar los juicios de alimentos, entonces, usted va preso, sin su consentimiento, sin tener que ver en este asunto tan familiar, tan íntimo de una familia. Usted les ha dado el consentimiento, de que en la tierra que vive no es suya. A excepción de los ciudadanos del Abya Mala, en nuestra cultura, nunca hemos tenido que pagar impuesto a la propiedad, y sin embargo, somos los dueños de todo aquello que ustedes nunca han llegado a conocer. Dentro de nuestro Estado, ustedes no pagarán impuesto a la propiedad. Tendrán todo el terreno que puede ser construido y puede ser utilizado. Lo cual hará que bajen los precios de los alquileres y ayudará a dinamizar la economía. 

El FMI, está bien que afecte su Estado si ellos quieren, a la final los de la clase media van a pagar las consecuencias y para los pobres: vamos a volver los ojos al campo, dijeron, es así que están regalando deuda a los pobres para obtener una gran cantidad de recursos de terrenos para la agricultura. Eso les da más ganancias. O sea, los préstamos a los más pobres, que saben que tienen tantas necesidades, que, si piden 1000 dólares, que es menos de lo que gana mensualmente uno de ellos, ese dinero, se lo prestan para un año, o dos o tres, da igual, pronto serán despedidos la mayor parte de los trabajadores y los bancos van a hacerse con los terrenos y las fincas de todos. Ése es nuestro tema, es ligeramente diferente al de Fernando Villavicencio, pero nosotros queremos detener esto que está comenzando, lo queremos detener para que no pase todo eso, para que las familias no se vuelvan tan pobres. Ellos necesitan muchos deudores, y esa deuda, el banco las vende por montones de millones, entonces, otro se encarga de cobrarles a ustedes, una empresa extranjera, los despoja de sus casas con policías, y luego la pone a remate, para que los ciudadanos que sí tienen dinero, aquellos a los que nunca les faltó el trabajo, puedan adquirir a precio de regalo todo ese trabajo que ha costado generaciones conseguir. De esta manera, ellos se siguen adueñando más y más de nuestro territorio nacional. Gracias a ustedes mismo que les ceden el control de la tierra, tierra que incluso ni les pertenece, porque le pertenece al Estado del Abya Yala por miles de años. El Estado de Abya Yala está conformado por todas las tribus, pueblos, comunidades, que la hemos estado habitando siempre, y desde luego, hasta el día de hoy, estamos ocupando casi todo el espacio, y los Estados Judíos que se han metido, por más que se han encargado de exterminar a nuestra gente, apenas ocupan sus ciudades pequeños espacios que casi ni se notan en la totalidad del mapa continental. Sin embargo, la extracción de recursos, a países del Abya Mala mismo, pero que están comandados por empresas judías, dejando aquellos recursos que nos pertenece, sin nuestro permiso, sino solamente con el auto consentimiento de pequeñas ciudades que dicen ser capitales de países. ¿Qué países? ¿Quién les había dicho que aquí en nuestro territorio se podía fundar países, acabar con la dignidad de las personas, engañar a nuestra gente para que sean los últimos trabajadores de la masa salarial, y encima, nos roban los recursos naturales? ¿Quién les dijo a ustedes que se podría tomar a nuestra propia gente, ponerla en sus ejércitos y enviarlos a morir en guerras que ustedes mismo se hacen dentro de nuestro territorio del Abya Yala, territorio que nunca nos hemos dado el trabajo de conocer? Se funda ciudades, se hacen pistas para que los vehículos circulen, todo eso está bien, pero nosotros siempre hemos estado más dentro, y nunca gran parte de nuestra gente, siquiera se han enterado de que ustedes existen, sin embargo, ellos sí tienen ideas y relevancia de su propia historia como pueblo. 

Si yo voy y quiero meterme a la frontera de EEUU, ellos me apresan y si pueden, me matan, de esa manera les encanta jugar a los cazadores. Después solo dicen que se encontraron cuerpos de fallecidos por el hambre, el frío, el calor, la deshidratación, bandas criminales, narcos, etc. Sin embargo, queremos entrar en el territorio del Abya Yala, como unos amos y señores, dueños del territorio, como conquistadores de América, de un sitio, donde mucha de nuestra gente, ni siquiera han sabido que ustedes habían fundado. Allí ni siquiera han llegado esas historias. Y por eso, cuando el Estado ve a alguno de nuestros habitantes, lo trata como a un animal, no son humanos, como lo dicen en el documental del Hijo de Carlos Vera. Frente a todo esto, ustedes que condenan la historia de los "conquistadores españoles", ¿no se están dando cuenta que ustedes están ejerciendo ese mismo colonialismo que sus antepasados? En el pasado, nunca pensaron que los españoles querían fundar ciudades y adueñarse del territorio y esclavizar a la gente, por eso mismo los dejaron asentarse, les brindaron su amistad, porque hasta hoy el indio es amigo del blanco, y muchas veces, el pana cargoso, el irrespetuoso, es el Español. Sin duda, algo más que irrespetuosos han sido con nuestros padres que hemos vivido en los territorios cercanos al mar. Es por eso, que la gente tuvo que muchas veces huir a la selva, donde sin duda morían miles por los mosquitos venenosos y los peligros de la selva, debido a que nuestros padres no sabían comerciar con minerales, como hasta hoy no lo podemos hacer nosotros y por eso dejamos que los blancos españoles nos lo den vendiendo. Ya nosotros se nos metió ese amor incondicional hacia ellos, que muchas veces la mayoría de indígenas, no creen que sean personas que puedan hacerles eso, hasta los defienden, sin embargo, nuestra gente de los territorios de más adentro en la selva, bien recuerdan la enemistad que existe con ellos. Por eso sin dudarlo los atacan porque saben que es por motivos de supervivencia. Si quisiéramos utilizar una vía diplomática, no quieren entenderlo, porque ustedes nacieron bajo la concepción de que el país es de ellos, y los blanquitos nacieron creyendo que el país es de ellos. Sin embargo, su Estado les pertenece, es algo que no se puede eliminar como la Religión, porque le pertenece como la cultura a un país, pero lo que no se puede hacer, es tomarse territorio ajeno, saquearlo, matar a su gente, y encima ser caras de tuco. Así como El Rey de España, no tiene los huevos para pedir perdón por la Invasión al Abya Yala, y más bien dice que está feliz del descubrimiento de América, así mismo, estos bastardos hijos de ellos, no van a poder entender la concepción real de las cosas. Ustedes reclaman su justo derecho, y el Estado Judío los acusará de insurgentes, de revoltosos, e incluso, hasta pueden pagar a cualquier persona pobre, amenazarla, para que denuncie y testifique en contra con tal de destruirlos, de esa manera nunca llegarán a ser personas que se conviertan en un ejemplo a seguir. De lo que iban a ser héroes, la historia los conocerá como malvados, asesinos, y todo lo que puedan crear en su contra. Es la forma más ruin de mentir a su propia gente, y aprovecharse de aquella tecnología que nosotros no poseemos, como son los aviones, y el armamento avanzado. Si nuestro pueblo no hace armas, es porque no necesitaba luchar contra enemigos tan fuertes, esto es más que enemigos, esto es como si una enfermedad casi incurable se adueñara de su cuerpo y quiera irlo invadiendo y destruyendo como un cáncer. 

Ya son 15H56, hemos aprovechado muy bien el tiempo, intentando ayudar a aquellos que puedan leerlo, para que logren captar el tamaño de estas acusaciones que realmente son muy fuertes en contra de estas personas quienes ustedes ya conocen. Lo que se llevaron, se llevaron, sin embargo, lo que se puede detener, tiene que detenerse pronto. En cuanto al poder político, la vida ha tendido grandes monarcas, y sin duda, estoy seguro de que ustedes tienen en el Abya Mala a uno de los mejores. Por eso, no ha venido hasta hoy con su ejército de naturales a invadir sus ciudades, saquearlas e invitarlos a salir, porque no se puede construir en territorio extranjero y menos sin tener algún tipo de permiso. Hay muchos crímenes que cobrar, y en la naturaleza, como en nuestra cultura, se aplica a rajatabla, la ley del ojo por ojo. De esa manera se mantiene el pueblo en paz. 


Publicado por franzstephen @ 20:06  | POLITICA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios