Jueves, 20 de junio de 2019

Me Reniego, libro de Antonio Campoverde y Valkiria Morocho, capítulo 14

Santiago cuesta

20 de junio del 2019

acontecimiento de hoy mismo, son las 21H01


Siguen los acontecimientos que se realizan para que la gente deje de pensar en los asuntos importantes, como el asunto del FMI y que esperan que toda la gente se olvide de que van a quedar en la más grande pobreza y desesperación.


El secretario de la presidencia, el mismo hombre al que se le adjudica el robo de 500 millones de dólares a las personas, descontados automáticamente de las cuentas de cada uno de los cuentahorristas, un hombre que debería ser investigado y hasta preso, porque existen las pruebas irrefutables de su estafa; este hombre, que el señor Presidente no puede sacar de su estructura estatal, tiene que ser un hombre muy poderoso, incluso hasta más poderoso que el mismo Presidente de la República. Esta es la única razón por la que se le puede permitir este tipo de cosas.


Este hombre, dice lo siguiente con respecto a los incidentes de muertes dentro de las cárceles: "Hay cosas que podemos evitarlas, hay cosas que no las podemos evitar"., lo que significa que es inevitable su acuerdo con el FMI, y que se tienen que hacer este tipo de eventos para hacer que la gente se olvide de lo que está sucediendo, algo tan bien planeado como lo que ocurrió en Posorja, y todo el mundo se olvidó de la estafa que estaba realizando, esta en cambio, se podría llamar: La gran estafa.


"Tenemos más de 2.000 policías en las cárceles en la primera línea de seguridad, tenemos a las Fuerzas Armadas en el segundo cordón, ¿Qué más quieren ustedes que haga? ¿Cómo podemos controlar que no se maten entre ellos?”; Esto significa que tienen controlado el impacto de la medida, están protegidos los de afuera, pero tienen que ocasionarse los incidentes adentro, de una manera calculada para que la gente evite lo que se está dando a nivel económico, para dar tiempo a que se negocien todos los pactos necesarios y salga el negocio adelante.


Y el señor Santiago Cuesta, culmina diciendo: “sabemos quiénes son los culpables, pero son prisioneros, personas privadas de la libertad que ya no tienen qué perder, que ya no pueden ser condenados a más años, es decir, no les importa la vida”, argumentando lo que ya todos intuimos y conocemos: que se pagaron a estos presos para que realicen estos actos, incluso se les podría reducir la pena en unos 2 años, cuando la gente ya se haya olvidado lo suficiente del asunto, como ahora, ¿quién sabe qué pasó con los asesinos de María Emilia? ¿A cuántos años lo condenaron al primo del Chino?


Estas perfectas coincidencias van de la mano en el momento perfecto en el que se asesta el golpe final. Todo está perfectamente calculado, si se lo bota al Presidente ya nada importa, su Estado, los ha vendido, por eso, la única manera de dejar de sufrir con aquella esclavitud, es olvidar ese Estado corrompido y entrar a formar parte del verdadero Estado del Abya Yala, este Estado que ha permanecido aquí por miles de años y no podemos permitir que estas personas con malas intenciones, sin un par de huevos bien puestos, destruyan el Estado que los contiene a ustedes. No permitiremos que se utilicen nuestros recursos de nuestro querido Abya Yala, para pagar sus deudas y sus fraudes, ya no más. No lo permitiremos. Estos judíos con sus pequeños estados, que no dominan nuestro contienente como nuestras tribus, que haya maleza o no, estamos viviendo hasta en los confines de la selva, a pesar de los peligros y de no poseer tecnología, pero eso no significa que por eso estas personas, que llegaron por la orilla del continente, pretendan adueñarse de todo nuestro territorio aborigen, nosotros somos una cultura que poseemos estas tierras durante miles de años.


Publicado por franzstephen @ 21:02  | POLITICA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios